¿Cuán importante es aumentar la masa muscular para un futbolista de élite?

1474922238091

¿Cuán importante es aumentar la masa muscular para un futbolista de élite? Según especialistas, es vital porque de ello depende un mayor equilibrio y el aumento de la fuerza máxima de desempeño en el campo de juego.

Durante un partido de fútbol, un jugador recorre unos 7 km aproximadamente, de los cuales unos 500 metros son carreras de alta intensidad. Además durante todo el partido, hay lucha hombro con hombro, o por entradas al balón; por tanto, el futbolista deberá tener entrenamiento muscular dirigido a ganar en fuerza, velocidad (potencia) y explosividad.

Asimismo, es necesario enfocarse en mejorar la coordinación inter e intra muscular.

“El fútbol requiere que el jugador haga una gran variedad de movimientos complejos que utilizan grupos musculares aislados y grandes cadenas musculares. Por lo tanto se debe entrenar la totalidad del cuerpo, enfocados en algunas regiones predominantes, mediante movimientos complejos y poliarticulares”, aseguran.

Los ejercicios aeróbicos son necesarios, pero deben ir acompañados del entrenamiento de la fuerza para equilibrar. Los ejercicios de resistencia aeróbica (cardio) son importantes para jugar al fútbol, como lo es también un adecuado desarrollo muscular.

La finalidad del trabajo específico de musculación debe permitir la transferencia de estas capacidades a las acciones dentro del terreno de juego. Así, el futbolista debe, mediante un programa integral, individualizado y progresivo, mejorar o aumentar aspectos tales como la potencia de disparo, la velocidad en carrera, su masa muscular y además evitar lesiones.

Caso Neymar

El astro de la selección de Brasil  no es el mismo de hace unos años. Ni siquiera si se le compara con el que llegó a Barcelona en el 2013. Ya no es más aquel larguirucho jugador de piernas flacas y largas con gambeta endemoniada. Hoy luce con más musculatura tanto en la parte superior como inferior del cuerpo.

Según un informe publicado por el diario “Sport” de Cataluña, en 2014, el delantero ganó algunos kilos de peso “después de un trabajo a medio plazo con un objetivo tan importante como difícil: aumentar su masa muscular sin que ello supusiera una pérdida de velocidad”.

Para lograrlo tuvo que aumentar la cantidad y la calidad del trabajo con las pesas. Antes, Neymar las levantaba como mucho una vez a la semana; sin embargo, aumentó su presencia en el gimnasio y realizó una modificación en su rutina: más peso y menos repeticiones para ganar ‘cuerpo’. Es decir, el aumento de la caja para “meter mejor el cuerpo” en un fútbol cada vez más físico.

El hecho de haber ganado masa muscular le permite tener más potencia a la hora de picar hacia el gol, algo importante en un jugador tan dinámico como él.

Pero el resultado del trabajo de Neymar no sería exitoso si no se hubiese acompañado de una mejor dieta en la alimentación. Como explicó “Sport”, el delantero recibió proteínas, aminoácidos y muchos hidratos de carbono para mejorar en el aspecto físico.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff