En los torneos hay papás que amenazan de muerte a los árbitros; esos equipos no merecen ser invitados nunca más

papasss

Algo cotidiano es ver las formas de actuar de los entrenadores en los campeonatos de menores. Por ejemplo, si su equipo está ganando presionan al árbitro para que el partido acabe dentro de su tiempo regular, sin pensar que a veces se dan minutos de adición por paralizaciones dentro del partido.

Lo otro también, curioso, es cuando van perdiendo. Ahí sí no piden que el partido acabe en su tiempo regular. Tanto entrenadores como delegados y padres de familia presionan al árbitro principal que otorgue más minutos de adición. Si el juez no lo hace y termina el partido, cual barras bravas quieren tomar justicia con sus propias manos y buscan agredir verbal y físicamente a los hombres de negro.

Acá hay algo muy sencillo; los que deben dar el ejemplo quieren manejar el resultado a su antojo. Creen que porque se juntan detrás de una malla y se ponen una capucha van a literalmente meter miedo. Lo único cierto es que dan pena con esas actitudes y lo único que ocasionan es que se les saque tarjeta de roja de los campeonatos y nunca más vuelvan a ser invitados.

Hay que aprender a perder en el fútbol. Es muy fácil echarle la culpa de todo al árbitro. Los de negro sí se pueden equivocar pero jamás con mala intención. No por ello, van a recibir insultos y amenazas de muerte. Por favor!!!! Los papás deben dar el ejemplo a sus hijos. Métanse eso en la cabeza.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *