Cuando los papás forman su propia academia y uno de ellos, incluso, ejerce como técnico

cadadia

En el fútbol de menores del Perú se ven muchas cosas que sorprenden. Una de ellas, por ejemplo, es cuando los padres de familia forman su propia escuela.

¿Los motivos? Por lo general ocurre cuando creen que sus hijos son lo máximo y no necesitan que un formador y una academia los guié en este mundo. Por ello, eligen a un papá para que asuma ese cargo y con pizarra en mano sale a los partidos mismo Bielsa o Mourinho.

En adelante, van a muchos torneos de menores. “Nosotros podemos”, aseguran al inicio. El tiempo pasa y empiezan los problemas, siempre por el mismo tema. “Mi hijo no puede ser suplente”. Los ‘grupitos’ empiezan a formarse hasta que uno se retira de la flamante escuela. Pasa unos días y lo sigue otro padre de familia.

A mediano plazo, la academia ya no existe y todos los niños siguen jugando pero hoy en diferentes escuelas. Y son rivales en los certámenes. Y, como es lógico, se interrumpió el proceso formativo todo por el ego de los padres de familia.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff