Descubre cómo elegir las canilleras, según tu estilo de juego

canilleras

Las canilleras son un tipo de equipamiento de protección individual, empleado para evitar lesiones en la parte inferior de la pierna en la práctica del fútbol. Y afortunadamente, el reglamento obliga a que todos los jugadores que se encuentran dentro del terreno de juego deben llevar este tipo de protecciones.

Una buena protección de las tibias ayuda a prevenir o reducir la recepción de traumatismos o fracturas garantizando el disfrute de la práctica deportiva.La zona que queda más expuesta al impacto es la zona de la tibia, que llega a ser muy dolorosa al situarse inmediatamente bajo la piel y carecer de músculos anteriores.

Se debe, así, escoger una canillera que se ajuste a tu tamaño, por lo que será necesario que sepas cuál es la longitud que tienes entre la parte inferior de la rótula y la parte superior del tobillo. En el caso de los niños, no hay que tener tanto en cuenta la longitud del tibial, pero sí la estatura de ellos.

¿Cómo saber la talla de tus canilleras?

La normativa solo establece que es obligatorio el uso de protecciones en la tibia, pero no marca unas medidas mínimas ni máximas. Debido a esto, el tamaño de las canilleras para cada jugador varía principalmente, a gusto personal y de comodidad de cada uno. Algunos las prefieren situadas en una zona más baja (para mayor protección), otros más arriba (para mayor comodidad).

Lo primero que aconsejan los entendidos es conocer la longitud de tus tibias. Es una de las medidas que pueden ayudarnos a conocer qué talla escoger. Sin embargo, la medida que realmente importa es la de la pierna, ya que allí es donde irá ubicada la canillera independientemente de la fisionomía global.

Para ello, se debe medir el espacio sobrante entre la rodilla y el tobillo. Así, la canillera se coloca unos 15 centímetros por debajo de la rótula y unos 10 centímetros por encima del tobillo. Y debe cubrir al menos un tercio del total de la longitud de la tibia.

talla-espinilleras

En segundo lugar, se debe escoger la que permita gozar de una protección absoluta para prevenir futuras lesiones.

Antes de la utilización en un partido, hay que asegurarse de que queden ajustadas. Se recomienda andar o correr con las ellas puestas para asegurarse de que sean cómodas y no afecten a los movimientos.

Estilos de canilleras

Hay dos estilos principales de canilleras, que ofrece niveles únicos de protección y flexibilidad.

Primero están las de media, que por lo general consisten en una placa protectora dentro de una funda de compresión. Se deslizan sobre la tibia como una media grande. Este estilo ofrece más movilidad, pero menos protección. Generalmente son las recomendadas para los jugadores más avanzados.

Luego están las que son con tobillera. Este estilo consiste en un escudo protector que se fija a la tibia y que tiene una almohadilla que rodea al tobillo. Por lo general, son las que se recomiendan para los jugadores más jóvenes o con menos experiencia, porque ofrecen más protección.

Todo siempre dependerá del tipo de jugador que sea. En ese sentido, un jugador habilidoso y rápido tendrá más riesgo de contacto y podrá llevar hasta dos canilleras pequeñas (por delante y por detrás) pero que no le resten movilidad.

Y está el jugador que protege mucho el balón, que aguanta de espaldas en numerosas ocasiones. Para ellos, se recomienda tener canilleras con protección para el tobillo.

EL DATO

Actualmente los futbolistas profesionales utilizan canilleras realizadas a medida que bordean hasta los 600 euros.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff