El hostigamiento de los padres al arquero rival al punto de hacerlo llorar

mal

En los diferentes torneos de menores del Perú los padres de familia siempre se juegan su partido aparte fueras de las canchas. Con bombo y bocinas aseguran la fiesta.

Hasta ahí todo bien. Sin embargo, por el afán de ganar sí o sí los partidos algunos desubicados padres de familia llegan al punto de colocarse detrás del arco del arquero rival para molestarlo con el fin de que se distraiga y no esté atento en el juego. “Patea nomás, ese arquero no agarra nada”. “Arquerito, estás asustado, te vamos a meter 20 goles”.

Lo peor viene cuando el papá del arquero escucha la ofensa y quiere tomar justicias con sus propias manos, desatándose un enfrentamiento verbal que algunas veces llega a los puños. No entendemos la postura de los padres que “joden” al arquero rival. ¿Cuál es su fin? ¿Acaso les va a gustar que sus hijos también sean sometidos a lo mismo?

En la III COPA TOQUE & GOL, ahora que empiezan los cuartos de final, estaremos muy atentos a estas artimañas. Si detectamos este tipo de actos no vamos a ser flexibles y sancionaremos de oficio al equipo. La barra debe alentar y no insultar a los adversarios. Señores, esto es una competencia sana en menores. Ganar o perder se puede dar. Lo más importante y valioso es que los niños se diviertan de principio a fin.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *