El papá que solo busca una academia para ganar y ganar

PASA

Hoy que el fútbol es una vorágine, donde se vive a mil el antes de, existe una verdad irrefutable, el comportamiento del padre de familia.

Ojo no solo es papá, también la mamá influye en las decisiones de su menor hijo. Hoy muchos padres de familia confunden el verdadero aprendizaje que debe recibir su engreído; que es formarse en todo el sentido de la palabra en una escuela de fútbol.

“Este fin de semana tenemos que ganar”, repite Don Víctor. “Sí, ganamos porque ganamos”, se le escucha decir a Doña Elvira. Esto es una constante y una mala practica en el fútbol de menores. ¿Acaso el niño piensa en eso todos los fines de semana? Claro que no.

Los padres de familia se van a la ‘escuela de moda. Esa que muchas veces ‘suena’ porque se jala chicos de todos lados.Y allí el papá apunta. “Mi hijo campeonó en la Copa Kids (por citar un ejemplo). Suficiente pata inflar el pecho toda la semana y rellenar de post su Facebook e Instagram.

¿Pero el padre de familia se da cuenta si realmente su hijo está recibiendo una formación integral? Luego, cuando el joven deportista llegue a los 14 o 15 años y ya compita de manera oficial, se encontrarán con una dura realidad. ¿Conclusión? El joven deja el fútbol, cansado de las presiones, cansado de que le aparezcan lesiones por el intenso trajín realizado años atrás.

Por eso, papitos, el ganar no es lo más importante en la etapa formativa. Claro que no. Formen a sus hijos y respeten las decisiones de los entrenadores.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff