La presión del técnico en menores; ganar los fines de semana para conversar su trabajo

REUNIOS

En el Perú poco se respetan los procesos. Los resultados son materia obligada para los entrenadores cada fin de semana.

En menores también ocurre lo mismo. La apuesta por “formar” es relegada ante la urgencia de victorias. Por eso, el entrenador solo tiene unos días para alistar su mejor equipo y saltar a la cancha para quedarse con los tres puntos.

En ese panorama, el formador echa mano de chicos por ahí que no están al cien por ciento en la parte física, pero tienen condiciones, y muy poco se toma en cuenta a los jugadores que esperan su oportunidad.

El técnico cuida su trabajo y eso es normal. Pero si realmente existiera una política de largo plazo en los clubes, donde lo más importante sea formar y enseñar al niño, y no en ganar los fines de semana, otra sería la historia en nuestro fútbol de menores.

El técnico-formador va a tener mayores posibilidades de demostrar sus condiciones y contribuir  en la aparición de talentos en nuestro balompié base

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff