Mi club me tiene amarrado, no me da mi carta pase y tampoco me hace jugar

seco

Le piden mil soles por su carta pase. El padre lo paga, pero falta una firma. El padre busca a esa persona para que firme y le piden solo por la rubrica 200 soles. Al final le dicen al chico que se quede en el club pero jamas le sacan su carnet de cancha. Y ayer cuando todos los equipos ya están armados le dicen chau, no te necesitamos. Ahora el papa exige la carta pase, pero lo pasean y pasean.
Esto no es una fabula. Esto ocurre en nuestro fútbol de menores. Y sucedió en un club llamado grande…

Casos como este hay a montón en nuestros fútbol base. Los mal llamados “cabezas” pretenden lucrar con la necesidad de los chicos sin importarles que sus papás son de condición muy humilde. ¿Por qué la necesidad de cometer este atropello? Varios se hacen esa pregunta. Pero nadie se atreve a dar una respuesta convincente.

Hay temor del propio padre de familia en revelar la identidad del club que maltrata a su hijo. Y lo hace porque busca un beneficio futbolístico para su engreído. Si alza la voz y denuncia el atropello, el club hace la simple; amarra a su hijo en el equipo y lo que es peor no lo hace jugar nunca en el torneo oficial.

Ante esa situación, el joven entra en confusión y de a pocos va perdiendo las ganas de entrenar, de ser un futbolista con proyección. Todo por las malas mañas de las instituciones que abusan de sus jugadores y creen que son de su propiedad.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *