No debemos presionar a nuestro hijo en la cancha; él solo quiere divertirse

ina

En el fútbol se gana, empata o pierde. Es una máxima clarita. Pero en el fútbol base debemos analizar bien estos puntos. Según psicólogos, el menor en etapa formativa busca ser feliz pateando una pelota y experimentado las nuevas amistades.

No le carguemos la mochila del resultado. Es cierto, a nadie le gusta perder, eso está claro. Sin embargo, el niño al no tener presión ni del entrenador y los padres de familia jugará con más personalidad.

Incluso en las derrotas se sacan lecciones más fundamentales. Los entrenadores formativos deben formar con valores y no pensar en solo ganar un título o una medalla. “Corre, patea, marca”, se escucha a menudo en los campeones de menores. El deportista en la cancha entra en confusión y muchas veces no muestra su verdadero nivel porque se intimida ante la presión, porque estamos hablando de niño de 7 y 8 años, por citar el caso.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *