“No me quieren dar mi carta pase; me siento frustrado”

lanza

Las famosas cartas pase siguen estando en el ojo de la polémica. Hay situaciones donde el padre de familia hace un esfuerzo económico y consigue el dinero para pagar el pase. Sin embargo, por un capricho del presidente del club, no le entrega nada.

Por consecuencia, el chico se queda sin jugar hasta un año. ¿Por qué en ocasiones algunos titulares de los clubes actúan así? Simple. Por picones. No les cuadra la idea de que sus jugadores dejen su club para tentar una chance en otro equipo. Creen que los jugadores les pertenecen para siempre y ello no está bien.

Algunos “tasan” a los jugadores en montos inalcanzables. Hasta 3 mil dólares han pedido para entregar la carta pase. El padre de familia, como es lógico, no puede pagar. Así, el hijo (futbolista) no le queda más remedio que seguir en esa institución contra su voluntad.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *