“Tenía condiciones pero dejé el fútbol por culpa de la argolla”

dsc_0142

El fútbol es el deporte más hermoso del mundo. Lo gozan los niños y también los adultos. Pero qué pasa cuando la alegría se convierte en tristeza por culpa de la argolla.

Cierto o no, las preferencias hacia un determinado jugador de parte de un dirigente o entrenador termina por “derrumbar” los sueños del joven futbolista, que tienen las condiciones para pelear un puesto en el equipo titular, pero que jamás recibe una oportunidad.

La argolla no es un mito, pero lamentablemente muchas veces no hay pruebas para desenmascarar a la persona que actúa de esa forma. Por eso los padres de familia, ante esa mala practica, terminan por retirar a sus hijos del fútbol.

“Tenía condiciones, pero por culpa de la argolla dejé el fútbol. Ahora trabajo en una fábrica de obrero”, nos dice “Pedrito” (así quiere que lo llamemos9 y que tuvo pasado en algunos clubes de la capital, siempre en inferiores.

1 Comment

  1. Rosario Gonzales

    14 Agosto, 2017 at 11:51 pm

    Igual que mi hijo se presentaba a los clubes quedaba siempre dentro de los cinco primeros y después le decían que lo iban a llamar y el decía se quedan los que no dominan la pelota sólo por tener un padrino que Pena jovencito que ahora todos dicen que es muy buenoo pero lamentablemente nunca le dieron la oportunidad.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *