Psicólogo Deportivo: “Al joven futbolista hay que acostumbrarlo a ganar”

caida

 

¿El futbolista peruano tiene miedo escénico? Esa interrogante varios la comentan. Pero no hay muchas respuestas convincentes. Toque & Gol dialogó con Giacomo Scerpella, psicólogo deportivo de menores, quien nos dio un panorama más claro.

¿El problema es mental en el futbolista nacional?

En primer lugar hay que entender que el deportista debe ser analizado no solo desde la parte física, táctica, física, sino también del lado psicológico. Ahí entramos a tallar con métodos prácticos y analizados. Nosotros preparamos a los menores en todo; a saber manejar su carrera hasta aprender a ser suplente. Es un trabajo difícil, pero hay resultados. No queremos futbolistas que se  alegren por llegar a la profesional. Queremos que lleguen a más. Que quieran no solo llegar a un mundial, sino ganarlo.

¿El rol de los padres es fundamental?

Nuestro trabajo depende en gran medida de la etapa del desarrollo del menor. Si en casa se le fomenta la lectura el chico tendrá mayor poder de concentración. Y a veces en los partidos ese papel es fundamental para sostener un resultado. Una herramienta de mi trabajo incluye en dejarles temas de lectura a los futbolistas. Deseamos que los campos de acción sean distintos. Los valores son importantes. Que sean a la par en casa y en club.

¿Es un error que los progenitores quieran que sus hijos sean unas estrellas del fútbol?

Claro, a veces he comprobado que los papás desean que sus hijos sean los próximos Messi o Cristiano Ronaldo. Si el menor no está equilibrado se puede venir abajo, siente la presión y a veces eso le juega una mala pasada. Todo es un tema de costumbre. Los chicos deben salir por sus propios méritos, para eso debe existir un plan de formación. No todos llegan a ser futbolistas profesionales exitosos.

¿Le cuesta que llegue su mensaje a los chicos?

Hay que ser pacientes y decirles las cosas claras desde un inicio. Me gusta que entrenen pensando que mañana van a jugar la final de un mundial. Yo les digo eso. No es un problema de genes. Que si un chico está mejor preparado que otro. El tema es saber llegar al menor. Hay que acostumbrarlos a ganar, que desarrollen una capacidad ganadora.  Por eso, para mí, un sicólogo deportivo debe formar parte de un comando técnico. El rol es fundamental.

 ¿Por qué el jugador peruano se marea cuando llegan los elogios y el dinero?

Porque no existe un plan previo. Lamentablemente vivimos en un medio violento. Esos programas de espectáculos como Amor, amor amor), y los realities como Esto es Guerra y Combate crean malos hábitos que, en algunos casos, repercute en el futbolista joven y hacen ‘encerronas’, se compran un auto, en fin. Miren lo que pasó la otra vez con el chico Diego Chávez, lo grabaron diciendo que fingió una lesión para no ir al Cusco. ¡Por favor! Esas cosas no deben darse. Lo importante acá es cambiar el sistema y blindar a nuestras promesas.

La psicología deportiva tiene un papel trascendental, entonces…

Creo que somos preparadores mentales para la alta competencia, porque a veces muchas personas piensan que la psicología no tiene relación con el fútbol.

 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff