Lucha por un sueño: Tiene 11 años y viaja todos los días de Ventanilla a Lurín para defender la divisa del EGB

IMG-20180321-WA0037

Luciano Zúñiga Castañeda ama el fútbol y sueña ser una próxima estrella. Es de Ventanilla, tiene 11 años, y casi todos los días se desplaza hasta Lurín para entrenar por el club Esther Grande de Bentín.

Juega de atacante y a su corta edad entiende que debe hacer su mejor pared con el sacrificio. Este pequeño estudia hasta la 1:00 pm. Luego llega a casa, almuerza (cuando está con la hora se llevas su taper y come en el camino a Lurín) y de inmediato se alista para ir a entrenar al Sur de Lima. Las prácticas son de 4 a 6 pm. Luego se cambia y emprende el retorno a Ventanilla, a donde llega al promediar las 10 de la noche.

Luciano llega a casa, pero no descansa. Coge sus cuadernos y libros y repasa las tareas del colegio. “Mi hijo es un guerrero, lucha todos los días por su sueño de ser un gran futbolista. Nosotros (sus padres) tenemos que hacer muchos esfuerzos (actividades y venta de salchipapas) para apoyarlo, porque su pasaje diario no es poco. Estoy segura que todo el esfuerzo valdrá la pena, mi ‘zambo’ se merece eso y mucho más, el fútbol es su pasión”, nos cuenta Luz Castañeda, madre de Luciano.

Zúñiga es categoría 2006 y ha jugado torneos importantes como la Copa Regatas, AElU, Toque & Gol, entre otros.Desde muy pequeño es consciente que no ha nacido en cuna de oro y que debe ‘pelear’ en la vida para alcanzar sus metas. “Mi hijo se va solo hasta Lurín, en Ventanilla toma su combi hasta la Plaza Dos de Mayo y por ahí la movilidad del club lo lleva hasta Lurín, junto a varios chicos”, sostiene la madre. Pero ojo, ese recojo del centro de Lima hasta Lurín y luego la vuelta, tiene un cnsto; Cada padre paga 10 soles por ese servicio.

Nada es gratis en el fútbol. Y eso lo sabe bien la familia Zúñiga Castañeda. Para ellos, no existe barrera que impida ver feliz a su pequeño goleador. Luciano goza jugando a la pelota y marcando semana a semana. Una historia de lucha y sacrificio. Una historia a imitar. ¡¡¡Vale campeón!!!

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff