Todos los niños del mundo deberían poder jugar, destaca el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos

Sergio Ramos Unicef Peru

Tras ganar la Liga y la Champions League, Sergio Ramos vivió, en junio, unas vacaciones distintas. El capitán del Real Madrid visitó nuestro país como embajador de UNICEF, para apoyar a los niños afectados por las inundaciones por El Niño costero. Tras esta experiencia, el noble futbolista destacó que, pese a las dificultades, todos los niños del mundo deberían poder jugar.

“No se trata de sentir necesidad, es tomar conciencia del mundo en el que vivimos y de las situaciones de emergencia que existen. Todo lo que tenga que ver con los niños en dificultades, y más aún con el deporte de por medio, hace que me apetezca colaborar. Hemos hecho acciones concretas que tocaban de algún modo el deporte, porque el deporte y el fútbol ayudan a los niños a integrarse. En Perú, por ejemplo, pudimos comprobar cómo el deporte ayuda a la recuperación emocional de los niños. Uno de los derechos más importantes de la infancia es el derecho a jugar. Todos los niños del mundo deberían poder jugar”, dijo Ramos en una entrevista para El Mundo.

El destacado deportista no había estado en Perú antes y, en sus propias palabras, “me llevo un recuerdo precioso del cariño de su gente, la experiencia ha sido inolvidable”.

Ramos visitó varios lugares y a diferentes comunidades en Piura y en Lima, damnificados por las inundaciones de marzo y abril de este año y, aparte de ver los estragos que la catástrofe ha causado en su día a día y en sus necesidades más básicas, cuenta le impactó ver y sentir las ganas de vivir y de compartir que tienen los niños.

“Te regalan una sonrisa nada más de verte, te cuentan qué quieren ser de mayores, te transmiten una enorme ilusión por estudiar, por aprender y por jugar. Todo eso impacta, y más aún cuando están en una situación tan complicada”, relató.

El referente del Real Madrid es un convencido de que el fútbol “tiene la capacidad de movilizar y llegar a tantos millones de personas en el mundo y se debe aprovechar para ayudar a los más desfavorecidos”.

“Intento que la gente que me sigue y que está pendiente de mi pueda conocer las campañas y proyectos de la organización y sumarse a ellos. Me gusta que sepan sobre la situación de los niños en los países que visito como embajador, como la visita que acabamos de hacer a Perú. Busco centrar mi esfuerzo en colaborar con UNICEF. Como Embajador me siento con el privilegio y la obligación de hacerlo. Los niños son nuestro futuro y tenemos la obligación de protegerlos”, resaltó.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *