Uno de los problemas es que los padres ven en el hijo una salida a una situación económica, lamenta destacado futbolista español

fernando torres

Uno de los problemas es que los padres ven en el hijo una salida a una situación económica, lamenta destacado futbolista español. Semanas antes de que Fernando Torres emigrara al fútbol japonés, pudo conversar con el filósofo José Antonio Marina, en el reconocido medio El Mundo de España, sobre las masas, los padres que insultan, el saber perder, entre otros.

En palabras de Marina, cuando se habla de las virtudes educativas del deporte, “yo me refiero a la práctica del deporte” sino a que “los padres muchas veces se pasan de la raya porque el apasionado pasa con mucha facilidad a la agresividad”. Y en sus palabras, ello es muy claro ver en los espectadores.

“En algún momento se tiene que parar. Yo lo he vivido con compañeros, chicos a los que sus padres presionaban demasiado. Uno de los problemas es que los padres ven en el hijo una salida a una situación económica. Aquí se puede ir a un campo de fútbol a insultar: qué más da que haya niños. En nosotros está cambiarlo. Tú eres lo que haces”, señaló el futbolista.

Para el filósofo es más que importante que el niño practique deporte, pues “significa que te acostumbras no sólo a jugar, sino a entrenarte”. Y eso significa esfuerzo, voluntad y disciplina.

Jugar en un equipo, añadió, “exige una especie de generosidad especial, humildad, el saber que trabajas para un colectivo por encima de ti”.

Además, permite relacionarte con gente sabia como los verdaderos técnicos.

“Son los que me han marcado más. Porque vieron algo diferente en mí y así me lo hicieron saber. No me dieron un mensaje de presión, sino de ilusión. El entrenador es importante cuando te da esa confianza de poder mejorar, probar, equivocarte y seguir teniendo su apoyo”, dijo Torres a su turno.

Educación

Para el emblema del Atlético de Madrid, el principal problema es que se piensa que a los niños tienen que educarlos en el colegio.

“Al colegio van a completar su educación, pero la educación empieza en casa, en lo que ven, en lo que sienten, en lo que intuyen los niños. El ser feliz y el estar contentos les va a hacer ser mejores. Salen del colegio, encienden la tele y nos ven gritándonos unos a otros, los insultos como algo cultural, el ejemplo que damos, la corrupción”, dijo el futbolista.

Para Marina, hay padres y madres que no se ocupan de la educación, pero los hay que se angustian mucho preguntándose si lo estarán haciendo bien.

Hoy en día es normal que ambos trabajen, que lleguen culpabilizados, sobre todo las madres, pensando que no lo están haciendo bien.

“Tienen un problema muy serio en poner límites a los niños, si se estarán pasando o no estarán llegando. Antes había dos canales de educación: la familia y la escuela. Y el entorno colaboraba”, recordó el filósofo.

El experto manifestó que los padres tienen tres herramientas educativas: la ternura, la disciplina y la comunicación.

Las tres cosas, agregó, las van a necesitar también en la adolescencia, momento en el que todo se complica.

“Aunque la rechacen, seguirán necesitando ternura; aunque protesten, seguirán necesitando límites; aunque no quieran comunicarse en esos años, seguirán necesitando comunicación”, resaltó.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fffffffffffff